Falta de oportunidades en las franquicias de gasolineras para la visa E2

Falta de oportunidades en las franquicias de gasolineras para la visa E2

Prefacio

En Visa Franchise, muchos de nuestros clientes consultan acerca de las franquicias de gasolineras o minisúpers debido a la suposición de que son una inversión rentable, sólida y segura. Hemos pasado un tiempo considerable investigando las oportunidades de inversión en la industria en nombre de nuestros clientes. A través de esta investigación sobre gasolineras y minisúpers, Visa Franchise ha encontrado que estos negociosos son menos que ideales para invertir en los Estados Unidos debido a los factores y problemas específicos que la industria enfrenta. Estos tipos de modelos de negocio rara vez tienen las características que nosotros en Visa Franchise buscamos activamente en negocios para nuestros clientes que se mudan a EE. UU. por medio de una inversión de negocio elegible por las visas EB-5, L-1 o E-2.

Contexto de la industria

Para entender la industria, su contexto tiene que entenderse también. Primero, ayuda a que se consideren las gasolineras y los minisúpers como la misma industria. Esto se debe a que el modelo de negocio de la gran mayoría de gasolineras se basa en la generación de ganancias a través de sus minisúpers en lugar de la gasolina, la cual generalmente solamente genera pocos centavos de ganancia por galón vendido. Otro factor interesante es la disminución de la venta al por menor de gasolina de grandes empresas integradas. Desde 2007, estas grandes marcas han abandonado el negocio de gasolina al por menor para enfocarse más en la producción de recursos y operaciones de refinación. Compañías como ExxonMobil, Shell, BP y ConocoPhillips han empezado o bien terminado ya el proceso de vender todas sus instalaciones que operan directamente. Desde junio de 2016 son propietarios de menos del 1% de la industria total a nivel nacional.

Al observar específicamente los minisúpers, es interesante observar la propiedad individual y las operaciones de las tiendas. La mayoría de la industria consiste en operadores de un solo propietario o de compañías de minisúpers consolidadas que no buscan franquiciar. Aproximadamente 40.9% del total de la industria de minisúpers está controlada por el Top 100 de cadenas. La falta de conceptos estandarizados de franquicias de minisúpers hace extremadamente difícil para cualquiera, incluyendo ciudadanos extranjeros que se mudan a EE. UU. por medio una visa de inversionista, invertir en un concepto en esta industria que haya sido probado en los Estados Unidos.

Las únicas pocas compañías que están abiertas a tener franquiciados necesitan que los franquiciados sean ciudadanos estadounidenses o tener una Green Card. Algunos ejemplos de éstas son Ampm, Circle K y 7-Eleven. Esto vuelve casi imposible para un ciudadano extranjero convertirse en franquiciado de una gasolinera o de un minisúper. Esto da paso a que los individuos interesados en abrir una gasolinera o minisúper queden por su cuenta para desarrollar el concepto desde cero en un mercado altamente competitivo en los Estados Unidos.

Finanzas difíciles

La mayoría de las industrias del negocio al consumidor (B2C por la expresión Business-to-Consumer en inglés) tienden a tener una gran cantidad de transacciones en efectivo, y las gasolineras no son la excepción. Aunque parezca positivo tener efectivo en un negocio, al contrario de las transacciones con tarjeta de crédito, por lo general no se registra en los informes financieros de una empresa. Esto es especialmente importante para los compradores potenciales de las gasolineras y minisúpers ya existentes. Cuando llega el momento de revisar las finanzas durante la ‘Due Diligence’ para la compra de un negocio, es muy difícil comprobar la mayoría de este dinero en efectivo. Los propietarios de los negocios tienden a incrementar las cifras de venta o bajar los gastos a través de estas transacciones en efectivo, detalles significativos que son solamente evidentes para el comprador potencial después de que una larga y costosa diligencia debida haya comenzado.

Las ‘Due Diligences’ tienden a ser muy largas y difíciles en este tipo de oportunidades de inversión, con un tiempo mínimo de 4 a 5 meses, si no es que más. Muchas de estas ‘Due Diligences’ resultan en una reducción de la oferta inicial sobre el precio de compra o bien en retirarse por completo del negocio debido a la constatación de que las finanzas no son tan sólidas en los hechos como el propietario del negocio había declarado inicialmente. El proceso de buscar una gasolinera o un minisúper existente puede hacer que el individuo interesado en hacer la inversión con el fin de obtener la visa de inversionista E-2 o L1 pierda muchos meses si pasan por el proceso y descubren que el propietario del negocio tergiversó las finanzas.

Un factor especialmente crucial que hay que tener que en mente en esta industria es aquello que hace el negocio rentable. Muchos inversionistas se sorprenden cuando se enteran que la verdadera ganancia está en el minisúper. Lo máximo que los propietarios del negocio pueden esperar ganar en ventas de gasolina es entre 15 y 20 centavos por galón vendido. Al contrario de la creencia popular de que al aumentar el precio de la gasolina las gasolineras obtienen más ganancias, las gasolineras de hecho se benefician poco del aumento de los precios de la gasolina. De hecho, generalmente el cambio del precio se refleja a lo largo de la cadena de suministro, lo que anula así los efectos de los cambios de precios en las ganancias. Adicionalmente los altos niveles de competencia desempeñan un papel. Cuando los precios de la gasolina disminuyen, los propietarios de los negocios tienen más margen para disminuir o aumentar sus precios. Con esto en mente, la venta de gasolina no es lo que hace el negocio rentable. Como la mayoría de los propietarios afirma, “la gasolina ayuda a pagar la renta”. Así, la ganancia real proviene del minisúper, y la gasolina solamente ayuda a atraer tráfico a la tienda.

Inversión costosa

La compra de una gasolinera existente requiere por lo general una inversión muy alta. Es probable que una gasolinera rentable y de buena calidad cueste más de $500,000, usualmente entre $7000,000 y $800,000 todo incluido. Esta aproximación no incluye el terreno, el cual muchos propietarios de gasolineras esperan también comprar como parte de su inversión. Si se incluye también el inmueble en la venta, las cifras podrían superar los $2 millones, dependiendo de la ubicación y el tamaño del terreno. Mientras que es posible encontrar gasolineras por una inversión menor, ya sea la calidad o la ganancia –o amaos– pueden comprometerse. Otro camino posible es tratar de localizar un sitio vacío donde solía haber una gasolinera y abrir el negocio de nuevo. Esto definitivamente puede disminuir los precios al principio, pero tratar de abrir un negocio desde cero es muy costoso y requiere mucho tiempo, especialmente en esta industria en específico. Otro detalle importante que se debe mantener en mente es que esa gasolinera previa probablemente cerró por una razón; probablemente había mucha competencia cerca o la ubicación no era ideal, factores que continuarán presentes una vez que la nueva gasolinera esté lista para abrirse.

No hay apoyo

Es crucial saber qué buscar cuando se compra una gasolinera. No tener el apoyo que solamente una franquicia puede proveer puede hacer que este tipo de inversiones sea muy riesgoso para los inversionistas nuevos en EE. UU., ya que hay muchos beneficios que acompañan una inversión en una franquicia. Además de revisar las finanzas, los acuerdos de arrendamiento y distribución de gasolina son críticos. Respecto al arrendamiento, el precio no es lo único a lo que hay que prestarle atención. Aclarar quién se encargará del mantenimiento, reparación y reemplazo de los tanques de gas subterráneos es clave debido a lo costoso que esto puede ser. Ha habido casos en los que se ha obligado a los arrendatarios a reemplazar un tanque de gas pocos meses después de la adquisición de la gasolinera, la cual resultó estar en bancarrota debido al alto gasto imprevisto que esto supuso.

Si un inversionista compró exitosamente una gasolinera, entonces debe lidiar con el periodo de transición. Las gasolineras tienden a altas tasas de movimiento. Saber cómo organizar los horarios de los empleados y programar el número correcto de empleados para todos los turnos –muchas gasolineras están activas 24 horas al día, 7 días a la semana– es fundamental. Los nuevos propietarios del negocio con poca o nula experiencia pronto se dan cuenta de lo difícil que es organizar a los empleados y a menudo necesitan estar de guardia a cualquier hora del día para resolver algún problema, ya sea algún empleado que no se haya presentado a trabajar, un conflicto con un cliente, resolver problemas técnicos, etcétera. Estos son problemas que ciudadanos extranjeros que se mudan a los Estados Unidos por medio de una visa de inversionistas pueden evitar fácilmente al elegir invertir en otras industrias.

A la vez que organizan a los empleados, los nuevos propietarios del negocio necesitan aprender también el arte del inventario de compras. Al ver cómo las ganancias provienen del minisúper es vital que el inventario de compras tenga el precio y la cantidad correctos. Cerveza, vino, tabaco y comida en general tienen el porcentaje más alto de ventas en los minisúpers. Estos artículos suelen tener grados de margen que varían, lo que significa que la cantidad de ventas puede ser clave para obtener ganancias. Pagar de más por artículos o no comprar suficientes puede ser perjudicial para las ganancias potenciales de la tienda.

Difíciles de operar

Las gasolineras son en su mayoría operadas por el propietario del negocio. De acuerdo con el informe 2017 NACS Retail Fuels Report , de los 123,807 minisúpers que venden gasolina en los Estados Unidos, en total 59% operan una sola tienda, lo que representa más de 70,000 tiendas. Muchos de estos pequeños negocios no tienen los recursos para darle una marca a su tienda por separado de la marca de combustible que venden y que promueven en sus toldos, lo que causa que el consumidor tenga la percepción errónea de que son negocios que pertenecen y son operados por las grandes empresas petroleras. La realidad es que los propietarios de estos negocios pueden encontrarse en diferentes momentos del día en la gasolinera o el minisúper, muchos trabajando dobles turnos o más para supervisar las operaciones del negocio.

Resumen

A simple vista, minisúpers y gasolineras pueden parecer inversiones atractivas para los ciudadanos extranjeros que buscan mudarse a EE. UU. por medio de una visa de inversionista EB-5, L-1 o E-2. No obstante, nuestra investigación mostró que no es la mejor opción para los nuevos inversionistas que vienen a EE. UU. Hay muchas industrias fuera de las gasolineras y minisúpers que son opciones de inversión mucho más sólidas. Visa Franchise está aquí para ofrecer el servicio de encontrar otros tipos de inversiones que puedan ofrecer orientación, soporte y finanzas más claras en una amplia gama de industrias.

¿Quién Es Visa Franchise?

En Visa Franchise nos especializamos en ayudar a los extranjeros a encontrar la mejor inversión de franquicia que los califique para una visa de inversionista E-2, L-1 o EB-5. Nuestro objetivo es guiar a los inversionistas en la identificación y el análisis de las mejores oportunidades de inversión enfocados a sus objetivos específicos. Buscamos entender las metas de inversión de nuestros clientes, la ubicación deseada, las industrias de interés y el monto de la inversión, entre otros factores importantes, para encontrar las mejores oportunidades de inversión para ellos y su familia. Actuamos como el asesor de confianza durante todo el proceso de investigación hasta que se toma una decisión de inversión y que el cliente ha obtenido su visa de inversionista.
Visa Franchise tiene su sede en Miami, Florida, con oficinas en todo Estados Unidos y en todo el mundo.

Si está interesado en ser dueño de una franquicia, comuníquese con info@visafranchise.com o llámenos al + 1-888-550-7556.

Nota: Visa Franchise No Realiza Ninguna Representación De Rendimiento Financiero Distinta A La Proporcionada Por Los Franquiciadores. Siempre Se Aconseja Consultar Con Un Abogado De Inmigración Con Licencia Sobre Modales De Inmigración.
(1) La Visa De Inversionista E-2 Permite A Un Nacional De Un “País Con Tratado” – Un País Con El Cual Los Estados Unidos Mantiene Un Tratado De Comercio Y Navegación – Residir En Los Estados Unidos Cuando Invierte Un Monto Sustancial De Capital En Un Negocio Estadounidense (En General> $ 150,000)
(2) La Visa EB-5 Requiere Al Menos Una Inversión De $ 500,000 En Un Negocio De Los EE. UU. Que Genere Al Menos Diez (10) Puestos De Trabajo Para Ciudadanos De EE. UU. O Titulares De Tarjeta Verde En Los Primeros Dos (2) Años. Los Inversionistas Pueden Comenzar Sus Propios Negocios Como Inversionistas Activos O Invertir En Centros Regionales Designados Como Inversionistas Pasivos
La empresa
Visa Franchise apoya a emprendedores simplificando el proceso hacia la residencia legal en EUA. Hacemos esto mediante el análisis e investigación de los mejores negocios para nuestros clientes y sus familias basados en el perfil único de cada uno. Entendemos los objetivos específicos de cada cliente, como metas de inversión, industrias de interés, lugar de residencia deseado, entre muchas otras para encontrar las mejores oportunidades de negocio en EUA para ellos y sus familias. Además, nos coordinamos con sus abogados corporativos y de inmigración para asegurarnos de que los objetivos de inmigración e inversión se cumplan. Hemos trabajado con mas de 300 emprendedores de mas de 50 países para ayudarlos a cumplir su sueño de ser dueños de un negocio y mudarse a EUA. Leer más
No Comments

Post A Comment