Cómo se Puede Convertir una Visa E-2 en una “Tarjeta Verde,” Tal Como La Visa L-1A

Cómo se Puede Convertir una Visa E-2 en una “Tarjeta Verde,” Tal Como La Visa L-1A

Por Fernando M. Socol, Abogado

Como abogado de inmigración ejerciendo en Miami, Florida durante casi 20 años, el “rumor” más frecuente que escucho es que “la visa E-2 nunca se puede convertir en una Tarjeta Verde (Residencia Permanente Legal).” Aunque la E-2 no fue creada con el propósito de inmigración, se puede convertir, debido a cambios en las circunstancias. Cuando un inversionista llega a los Estados Unidos bajo una visa de no inmigrante E-2, la intención inicial es quedarse durante el período aprobado inicialmente, el cual puede extenderse. Sin embargo, si dentro de cierto período, se confirma que la inversión inicial ha sido exitosa y se ha convertido en una empresa sólida, con varios empleados y que contribuye a la economía, no existe impedimento para presentar una petición de inmigrante siempre y cuando la compañía pueda mostrar evidencia de cualificación con una compañía en el extranjero. Generalmente, una Visa E-2 se otorga por 5 años, excepto en algunas excepciones que vale la pena hacer notar como México (1 año).

¿Qué es la Visa L-1?

La visa L-1 tiene el factor de “Doble Intención”, lo cual la vuelve atractiva desde un principio. Sin embargo, es un desafío gigantesco obtener una Aprobación debido a una variedad de minuciosos requisitos del USCIS (Servicio de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos), que están legítimamente diseñados para ser estrictos con las compañías y personas que cometen fraude mintiéndole al USCIS y falsificando evidencias. Por supuesto estoy de acuerdo en que esas compañías y personas que cometen fraude de inmigración en nuestro país, o le mienten al USCIS, deben ser castigadas con todo el rigor de la ley. El problema es que las compañías inocentes y productivas se ven atrapadas en esta burocracia investigativa y normativa excesivamente amplias, y la visa L-1 está siendo negada a una tasa alarmante, y muy a menudo las víctimas son compañías y personas inocentes y altamente productivas que verdaderamente crean empleos en EE. UU. para estadounidenses.

Dependiendo de los factores presentados, una L-1A puede ser aprobada para 1 año (si es una organización de EE. UU. nueva); 2 o 3 años (si es una organización de EE. UU. ya establecida durante más de un año). La L-1A puede usarse hasta por siete años. Evidentemente, las personas o compañías que califiquen solicitarán los beneficios de inmigrante antes del período de los 7 años.

Así es que más frecuentemente de lo que se cree, un cliente, bajo las circunstancias correctas, puede ser elegible tanto para la visa L-1 como para la E-2, gracias a haber “invertido” en EE. UU.

¿Cuál Es La Diferencia Entre las Visas E-2 y L-1?

Lo que diferencia a tales visas es que la L-1 fue creada con el propósito de traer ejecutivos y/o gerentes que han trabajado durante por lo menos un (1) año en los tres (3) años previos, en un puesto ejecutivo/gerencial para una compañía en el extranjero, ya sea empezando una compañía en EE. UU., o asumiendo un puesto ejecutivo/gerencial en una compañía ya afiliada a un compañía extranjera. La E-2 fue creada para que una persona “invierta” en los Estados Unidos y dirija su inversión como corresponde. Sin embargo, nada impedirá que esta persona presente una petición de inmigrante, si su inversión es parte de una empresa extranjera o un conglomerado extranjero para el cual haya trabajado antes de llegar a los Estados Unidos bajo la visa de inversionista E-2.

Es aquí donde es fundamental un abogado de inmigración exitoso y con experiencia. El análisis legal le ayudará a decidir los pros y contras de cada visa, y a analizar cuál es la meta final de los asuntos claves de cada cliente y cómo aprovechar estratégicamente esas metas y objetivos para lograr resultados exitosos. Aquí en “Fernando Socol, P.A.” podemos analizar las necesidades y cualidades particulares de cada cliente, y recomendar la mejor línea de acción para el cliente, no para el abogado. A menudo, mi consejo legal es contrario a mis intereses personales, porque mi objetivo personal es trabajar con “Ética” y “Hacer Lo Correcto Para El Cliente.”

Explicación Sobre Ejecutivos y Gerentes de Multinacionales

Las compañías que han estado establecidas en los Estados Unidos durante por lo menos un año y que están establecidas “internacionalmente”, lo que significa “en por lo menos otro país,” pueden patrocinar a ciertos gerentes y ejecutivos para una Residencia Legal Permanente (también conocida como “Tarjeta Verde”), sin que primero obtengan una certificación laboral para el puesto. Así es como normalmente el titular de una visa L-1 pasa a tener una Tarjeta Verde, por medio de este tipo de petición.

Sin embargo, contrario a la abrumadora y casi unánime creencia popular, incluso entre abogados de inmigración expertos, la visa L-1 no es la única categoría de visa elegible para Gerentes o Ejecutivos Multinacionales.

De hecho, incluso el titular de una visa H-1B o E-2, bajo ciertas condiciones, puede presentar una solicitud para la misma “Tarjeta Verde” que la visa L-1. Usted se preguntará ¿cómo?

Para comprobar la elegibilidad bajo la categoría de Gerente y Ejecutivo Multinacional, el empleador de EE. UU. debe presentar el Formulario I-140 al Servicio de Inmigración y Ciudadanía de EE. UU. (USCIS por sus siglas en inglés), con evidencia de que:

1)         El empleado patrocinado, bajo L-1, H-1B o E-2, trabajó para la compañía como gerente o ejecutivo fuera de los Estados Unidos durante por lo menos un año durante los tres años previos a la presentación de la petición. Si el empleado ya está en los Estados Unidos con un estatus válido de no inmigrante, ya sea L-1, H-1B o E-2, el empleador solicitante debe probar que el empleado trabajó con la compañía en el extranjero como gerente o ejecutivo por un año completo durante los tres años inmediatamente previos a la entrada del empleado a los Estados Unidos bajo un estatus legal. De nuevo, la visa es irrelevante, lo que realmente cuenta al momento de presentar la petición es el hecho de que se deben cumplir las condiciones.

2)         Además, el empleador debe demostrar que entre el empleador extranjero del empleado y el empleador estadounidense existió una relación que cumple con los requisitos mientras el empleado trabajó en el extranjero. Una “Relación Que Cumple Con Los Requisitos” es aquella en la cual existe una relación de filial o subsidiaria entre las dos entidades.

3)         Finalmente, el empleador debe demostrar que al empleado se le ha ofrecido un puesto gerencial o ejecutivo con la compañía en los Estados Unidos.

Requisitos Legales para la Tarjeta Verde

Para probar que un empleado ha trabajado o trabajará en un puesto gerencial, el empleador debe demostrar que el empleado:

  • Administra la organización, o un departamento, subdivisión, función o componente de la organización;
  • Supervisa y controla el trabajo de otros empleados a nivel de supervisor, profesional o gerencial, o administra una función esencial dentro de la organización, o un departamento o subdivisión de la organización;
  • Supervisa directamente a otro empleado u otros empleados, tiene la autoridad para contratar y despedir o recomendar así como también para ejecutar otras acciones de personal (tales como ascensos y autorizaciones para licencia) o, si ningún otro empleado es supervisado directamente, que tiene funciones a nivel superior dentro de la jerarquía organizacional o con respecto a la función administrada; y
  • Dirige las operaciones diarias de la actividad o función para la cual el empleado tiene autoridad.

Para probar las labores ejecutivas, el empleador debe probar que el empleado ha realizado o realizará las siguientes labores:

  • Dirige la administración de la organización o un componente o función importante de la organización;
  • Establece las metas y políticas de la organización, componente, o función;
  • Ejerce con amplia libertad y a discreción la toma de decisiones; y
  • Solo recibe supervisión general o dirección de niveles ejecutivos más altos, la junta directiva, o accionistas de la organización.

Como podrá haber notado, bajo las leyes de inmigración, la diferencia entre labores Gerenciales y Ejecutivas es mínima, sin embargo, es crucial y fundamental para una exitosa preparación del caso. Incluso profesionales de inmigración con experiencia tienen dificultad para distinguir entre las dos.

“Relación Que Cumple con los Requisitos” Entre Ambas Compañías

Durante el período en el cual el empleado trabajó para la compañía en el extranjero, el empleador extranjero y la entidad estadounidense solicitante deben haber mantenido una relación corporativa que cumpla con los requisitos, de tal forma que la transferencia del empleado a los Estados Unidos pueda considerarse una transferencia dentro de una sola compañía.

Las entidades entre las cuales se transfiere el empleado deben atener propiedad y control comunes para que el gerente o ejecutivo las pueda usar para su visa de categoría de inmigrante. Para probar esto, el empleador estadounidense solicitante debe demostrar que es la misma compañía que el empleador en el extranjero o que es la empresa matriz, subsidiaria, o afiliada del empleador en el extranjero.

Entonces ¿Cómo Puede Exactamente la E-2 Calificar También Como Gerente o Ejecutivo Multinacional?

Primero, el inversionista E-2 debe ser propietario de por lo menos el 50% de una compañía extranjera en la cual “dirija” la administración o un cierto número de empleados profesionales. La estructura de la compañía extranjera será analizada, junto con la posición profesional del propietario. El inversionista debe haber trabajado para la compañía extranjera como gerente o ejecutivo fuera de los Estados Unidos durante por lo menos un año en los tres años previos a la presentación de la petición y tener control mayoritario.

Segundo, el inversionista E-2 debe realizar una “inversión sustancial” en EE. UU. y obtener su visa E-2.

Tercero, la compañía extranjera debe continuar funcionando todo el tiempo, tal como lo requiere la L-1.

Cuarto, El inversionista E-2 ahora debe ampliar el negocio en EE. UU. para incluir por lo menos 5 o 6 empleados de tiempo completo, preferiblemente “profesionales”, pero no se requiere que todos los empleados sean profesionales. *Recuerde que normalmente la visa L-1 solo dispone de Un Año para crear los 5 o 6 empleos, mientras que normalmente, la E-2 dispone de 5 años.

Quinto, una vez el negocio E-2 ha crecido lo suficiente como para garantizar que el inversionista E-2 ahora también puede ser considerado un Gerente o Ejecutivo, además de solamente un “inversionista,” ahora la visa E-2 califica tanto como inversionista Y como gerente o ejecutivo multinacional. La visa E-2 se puede presentar directamente para un I-140, tal como la visa L-1, sin la necesidad de cambiar primero la visa E-2 a una visa L-1. Eso no es necesario. La E-2 iría directamente al I-140 y haga clic en la casilla que dice “Gerente o Ejecutivo Multinacional”. Tome en cuenta que el Formulario I-140 no tiene una categoría para una “visa L-1.” El I-140 simplemente indica “Gerente o Ejecutivo Multinacional.”

Ventajas De La E-2 sobre la Visa L-1

Ahora que hemos establecido que la posibilidad de obtener una “Tarjeta Verde” para una visa L-1 o una visa E-2 NO depende del tipo de visa, sino depende completamente de las “estructuras corporativas” de la compañía estadounidense y de la compañía extranjera, lo único que falta por analizar son las ventajas de la visa E-2 sobre la visa L-1. Son varias:

  1. Cinco años vs. uno o dos años.
  2. El cónyuge puede continuar trabajando en cualquier lugar, tal como lo puede hace el cónyuge L-2.
  3. Extensiones Ilimitadas. La visa L-1 está limitada a 7 años, mientras que las extensiones E-2 son ilimitadas siempre y cuando el negocio continúe y siga siendo rentable.
  4. La visa L-1 requiere mucha más creación de empleo, y esa creación, generalmente, debe ser durante el primer año. Mientras que la E-2 es mucho más flexible, sin esos requisitos estrictos con respecto a la creación de empleo inicial.
  5. La L-1 es difícil, y las negaciones son frecuentes e impredecibles. Mientras que la E-2 es mucho más “estable” y predecible con una tasa de aprobación mucho mayor.
  6. Existen otras ventajas. Por favor consulte con un abogado de inmigración experimentado para analizar su situación particular.

Conclusión

No se deje engañar por el consejo erróneo de abogados de inmigración sin experiencia, o por lo que sus “amigos” le puedan decir sobre la visa E-2. En ocasiones es mejor si un cliente califica para ambas visas. El dato importante que debe rescatar de este artículo es que, bajo las circunstancias correctas, la visa E-2 funciona en forma similar a la visa L-1 para la Tarjeta Verde.

El tipo de visa no es relevante considerando las circunstancias correctas. Lo más importante es la Estructura Corporativa (número de empleados en ambas compañías, propiedad común, etc.), y cumplir con los criterios para Gerente o Ejecutivo Multinacional. Si un titular de visa E-2 cumple con los criterios, tendrá la misma oportunidad que uno de L-1 de ser aprobado para la Residencia Permanente (Tarjeta Verde).

Sobre el Autor:

Fernando M. Socol nació en Buenos Aires, Argentina en 1967 y ha vivido en Miami durante 46 años. El Sr. Socol es el Socio Administrativo de la firma legal, “FERNANDO SOCOL, P.A.” con sede en Miami, Florida. El Sr. Socol centra su práctica en la inmigración basada en el empleo, visas de inversionista, y casos EB-5. Con más de 19 años de experiencia como abogado, el Sr. Socol domina el español y el inglés, lo cual le permite explicar con exactitud el complejo sistema de inmigración de EE. UU. a los inmigrantes de habla hispana. El Sr. Socol tiene experiencia trabajando con grandes firmas de abogados y continuamente es invitado a eventos internacionales como orador sobre asuntos legales inmigratorios. El Sr. Socol es Miembro del Colegio de Abogados de Florida (Florida Bar), del Colegio de Abogados de Estados Unidos (American Bar Association), y Miembro de la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración (American Immigration Lawyer’s Association, AILA) desde el año 2000.

Para comunicarse con el Sr. Socol: 

Web: WWW.SOCOLLAW.COM  Correo Electrónico: fsocol@socollaw.com Oficina: (786) 272-7100

No Comments

Post A Comment